Cómo escoger un buen pienso

Home / Consejos / Cómo escoger un buen pienso

Cómo escoger un buen pienso

 

GUÍA COMPARATIVA DE PIENSOS

¿Qué le doy de comer a mi perro? ¿Por qué debería comprar un pienso en una tienda especializada en vez de en el súper? ¿Un pienso excelente es bueno para cualquier perro?
Con esta guía espero dar un procedimiento para poder evaluar correctamente los piensos comerciales y encontrar aquel que se adapte mejor a nuestros compañeros peludos.

ESTO ES ESPAÑA

¿Para qué hacer un estudio si las autoridades competentes ya los clasifican en 3 gamas?
Porque que sólo se hable de una gama Súper-premium, otra Premium, y otra más Baja es un análisis bastante limitado. Las diferencias entre unos y otros son abismales, incluso entre piensos de la misma gama.
Una forma de distinguir un bien pienso es fijarse en el ingrediente que sale primero en la lista de composición. Así pues, simplificando, si los 3 primeros ingredientes son cárnicos es Súper, si son 2 es Premium, y el resto es Baja. Por Ley (de ahí el cambio de packaging de muchas multinacionales), se debe poner primero el ingrediente principal del pienso, el de más alto porcentaje.
Nos encontramos entonces con que el sistema de evaluación español deja a la imaginación de cada uno (fabricante y cliente) decidir la calidad del producto. Lógicamente los fabricantes se afanan en incorporar ingredientes de baja calidad para inflar porcentajes (cuando no se lo inventan, claro) y ahorrar costes con tal de conseguir la etiqueta Premium.
Mencionar también que los controles de seguridad, higiénicos, y de calidad alimentaria en España y la UE son mínimos.

BAREMOS – CÓMO VALORAR UN BUEN PIENSO

¿Qué es importante que tenga y no tenga un pienso?
Por supuesto lo primordial son las proteínas, ya vengan de carne o de pescado. Cuanta mayor sea la variedad de carnes, más equilibrado será el pienso. Si la etiqueta menciona que la carne es apta para el consumo humano es un indicador muy positivo de la calidad del pienso. Lo ideal es entorno al 30-40% de carne en el peso del saco. Muchos piensos cumplirán este primer requisito, así que después hay que fijarse en cómo se ha tratado la carne:
– Harinas: si se presenta como harinas puede haber cualquier cosa ahí metida, siendo carne-carne un porcentaje muy bajo. Estamos hablando de que se utilizan pollos enteros, con plumas, picos, intestinos con su relleno… Lo mismo se aplica a los cereales, no es lo mismo maíz (sólo en el grano), que harina de maíz (la panocha entera, incluidas hojas, el centro calloso…).

– Deshidratado / desecado: buena calidad si el proceso del fabricante lo es. Suele ser lo habitual en SuperPremiums. Hay que fijarse en que el porcentaje de carne que aparezca esté desecada, ya que en el proceso de fabricación la carne puede perder hasta un 60 % de su peso en agua, por lo que es preferible un pienso con un 25% de carne desecada que uno con un 40% de carne fresca.

– Concentrado: buena calidad, no tan extendido.

La principal fuente cereal, y a ser posible la única, tiene que ser el arroz.
Los fabricantes en ocasiones publicitan sus piensos con medias verdades, es posible que el primer ingrediente sea carne pero que esté seguido de 5 ó 6 cereales distintos que sumados hacen que el ingrediente principal sean los cereales. También pueden engañar dividiendo el maíz en partes: jarabe de maíz, sustrato de maíz, harina de maíz, etc…
El maíz es un producto que a los perros les cuesta mucho digerir, además gran cantidad de perros son alérgicos al maíz y trigo con lo que deberíamos evitarlo.
Si quieres tener a tu perro bien alimentado, huye de los piensos a base de subproductos tanto vegetales como animales. Los subproductos son un amplio grupo que incluye deshechos como plumas y picos de aves, restos de panadería, madera, cáscaras, carne caducada, hojas, plásticos de envoltorios…

El método de fabricación también es importante, puede ser horneado, extrusionado o prensado en frío / granulado.
El método de horneado se suele dar en piensos de baja calidad y las galletas resultantes suelen tener más aire que alimento. Sólo nombrar que algún preparado para la alimentación canina puede ser cocinado/horneado de una forma muy similar a la que se utiliza en alimentación humana. Aunque más que en piensos se suele utilizar en premios o galletas.
La gran mayoría de piensos secos actuales utilizan el método de extrusión. Se trata de un procesado que combina las altas temperaturas con altas presiones para lograr un tipo de producto que se denomina croqueta. Una vez mezclados los ingredientes se someten a un proceso térmico para dar consistencia y aumentar la digestibilidad de los componentes. La masa al atravesar la máquina de extrusionado se cocina y se hincha dando lugar a un alimento expandido que será mucho más fácilmente digestible. Por último a la croqueta se le pulveriza con un recubrimiento de grasa que mejorará su grado de aceptación por el perro. El producto es estéril y su baja humedad previene la proliferación de bacterias que pudiesen estropearlo.
Antiguamente se utilizaba el granulado, método que todavía se usa con los animales de granja, que consiste en el paso de la masa previamente homogeneizada a través de una máquina que da forma de gránulo (pequeño cilindro) a la vez que impregna el exterior con una cubierta para favorecer la consistencia del producto. Éste método está en casi total desuso para la alimentación canina ya que la digestibilidad del producto no es la óptima. Todavía algún pienso de baja calidad puede utilizar este procesado, pero no es recomendable.

Ingredientes como las frutas, verduras o patatas… suben la calidad del pienso. La manzana ayuda a controlar los niveles de colesterol, el arándano previene la cistitis, la yuca evita el mal aliento, la salvia ayuda a curar las erupciones cutáneas, el romero estimula el sistema circulatorio, el amaranto ayuda a controlar los parásitos intestinales, la lecitina ayuda a eliminar el colesterol…
El ácido omega 6, presente en la grasa de pollo, el aceite de girasol y el ácido limoléico contribuye a mantener un pelo brillante y una piel saludable.
El ácido omega 3 presente en la grasa de pescado, ayuda a evitar problemas dérmicos, ayuda a aliviar las reacciones ocasionadas por la picadura de las pulgas y contribuye a mantener un pelo brillante y una piel hidratada.
La biotina contribuye al crecimiento saludable del pelo.
La vitamina E (tocoferoles) se utiliza como conservante, además es un antioxidante natural que contribuye a mantener la piel sana.
El calcio y el fosforo son esenciales en la dieta del perro, sobre todo en cachorros, favorecen el correcto desarrollo óseo del animal. También es muy importante para el desarrollo la presencia de la lisina.
El hierro, el cobre y la vitamina B12 son esenciales para evitar la anemia.
Es preferible que el producto se preserve con conservantes naturales como el romero o la vitamina E, hay que evitar conservantes como el BHA (también conocido como E-320 o Butylhydroxyanisol) que en altas dosis pueden llegar a ser muy perjudiciales para el animal. Intentemos evitar potenciadores del sabor, colorantes artificiales…

RESUMEN – Ingredientes que sugieren que el alimento es de buena calidad

– Cuando se especifica que la fuente de carne es concentrada o deshidratada (pollo deshidratado, o concentrado de pollo, en lugar de decir solamente carne de pollo, o simplemente pollo).

– Arroz como única fuente de grano.

– Cuando el trigo no se encuentra dentro de los primeros 3 ingredientes.

– Siempre será mejor que las vitaminas y minerales procedan de fuentes naturales (frutas y verduras), y no sean añadidas químicamente.

Otros ingredientes y su uso.

– Huevos: Son una rica fuente de proteínas, y contienen todos los amino ácidos esenciales.

– Grasa de pollo (Omega 6): Esencial para mantener la piel y el pelo saludable. Es de fácil digestión.

– Aceite de girasol (Omega 6): Ayuda a evitar una piel seca y pelo sin brillo.

– Ácido linoléico (Omega 6): Ayuda a evitar pérdidas de humedad en la piel, contribuyendo a preservar el manto suave y brilloso.

– Grasa de pescado, o pescado concentrado (Omega 3): Ayuda a la desinflamación de la piel, ayuda a aliviar la comezón dérmica y otros problemas de la piel.

– Semilla de lino (Omega 3): Contribuye a controlar reacciones ocasionadas por picaduras de pulga. Le da brillo y mantiene el pelo lustroso.

– Lecitina: Ayuda a emulsificar el colesterol, en la digestión y en la absorción de grasas.

– Salvia: Ayuda a preservar las funciones cognitivas, aumenta la capacidad de concentración, y ayuda a sanar erupciones y heridas en la piel. Se utiliza también para regular desórdenes alimenticios.

– Vitamina E (o tocoferoles): Se utiliza como conservador natural. Ayuda a mantener la piel sana. Sirve como antioxidante.

– Biotina: Ayuda al crecimiento del pelo.

– Arándano: Previene la reproducción de bacterias en riñones y vías urinarias. Ayuda a prevenir la cistitis.

– Romero: Estimula el sistema circulatorio, ayuda a mejorar el aliento, ayuda al crecimiento del pelo. Aumenta la palatabilidad de los alimentos.

– Manzana: Aporta fibra soluble, reduce los niveles de colesterol y normaliza los niveles de azúcar en sangre.

– Amaranto: Aporta vitaminas, asienta el estómago, reduce la inflamación de tejidos suaves, ayuda a eliminar parásitos del sistema digestivo.

– Levadura de cerveza: Aporta vitamina B, contiene 16 amino ácidos, 14 minerales y 17 vitaminas más. Protege de y ayuda a eliminar micotoxinas, las cuales dañan el hígado y otros órganos.

– Yuca: Ayuda a disminuir el mal aliento, y el mal olor de las heces. Es un agente limpiador que también se utiliza para disminuir problemas dérmicos.

– Lactobacillus Acidophilus, Streptococcus Faecium: Aportan prebióticos, para asegurar una buena flora intestinal. Apoyan la digestión, evitan la proliferación de bacterias en el sistema digestivo, ayudan a prevenir problemas gástricos, y ayudan al organismo a afrontar correctamente situaciones estresantes.

– Levadura: Estimulan la producción de enzimas en el sistema digestivo.

– Cobre y Hierro: Previenen la anemia. Pequeñas cantidades de cobre aseguran una correcta utilización y asimilación del hierro.

CUÁNDO DESCALIFICAR UN PIENSO POR COMPLETO

– Cuando el alimento contenga BHA (E-320), BHT (E-321) o etoxiquín. Estos químicos se utilizan como conservadores, pero varios estudios han demostrado que están relacionados con el desarrollo de cáncer cuando son ingeridos durante largo tiempo (estudio realizado en ratas). En España, las dosis máximas autorizadas lo son siempre considerando la suma total de estos antioxidantes.

– Cuando el alimento contenga menadiona o cualquier forma de vitamina K no natural. Se ha comprobado que este ingrediente provoca serias reacciones alérgicas en perros, contribuye a la irritación de la piel y las mucosas, propicia la anemia, provoca desequilibrios en los niveles de calcio del organismo y, lo más importante, daña paulatinamente las células del hígado. La v-K sintética se acumula en ése órgano, siendo el cuerpo incapaz de excretarla.
Está prohibida para el consumo humano por ser cancerígena.

– Eliminar los alimentos que contengan digesto animal (dientes, pelo, uñas, picos, plumas…), sub-productos, concentrados cárnicos y harinas de hueso. Estos ingredientes son de muy baja calidad y básicamente son el desecho de la industria alimenticia humana. Como “digesto animal” y “sub-productos” se corre el riesgo de que estén incluyendo carne de animales enfermos, de cadáveres ya descompuestos.

– Cuando el primer ingrediente de la etiqueta no sea una carne.

– Cuando contenga maíz, en cualquier forma.

– Cuando se mencionen fuentes de nutritientes no específicos (carne, sin especificar de qué animal, grasa, sin especificar qué tipo de grasa, semillas, sin especificar de qué tipo, etc.).

– En animales diabéticos, cuando el alimento contenga edulcorante (gluten de maíz, azúcar, sorbitol, etc.).

– La presencia de azúcar, sal, gluten de maíz y otros saborizantes sugiere que se han utilizado ingredientes de baja calidad.

– Cuando el alimento tenga colorantes, artificiales o naturales.

– Según el riesgo de torsión gástrica, cuando el alimento contenga ácido cítrico. Se sospecha que el ácido cítrico aumenta considerablemente el riesgo.

EJEMPLO DE ANÁLISIS DE UN PIENSO “PREMIUM”

Tomando como referencia algunos piensos, inventamos imaginemos uno con el siguiente etiquetado:

Análisis:
Proteína bruta: 27 %
Grasa bruta: 14 %
Fibra bruta: 3 %
Cenizas: 8 %
Calcio: 1,1 %

Ingredientes / Composición:
(1.) Pollo (min. 15 %), (2.) Trigo, (3.) Maíz, (4.) Cordero & subproductos animales, (5.) Cebada, (6.) Pulpa de remolacha , (7.) Huevo entero deshidratado (.8) Grasa animal (9.) Sal, (10.) Levadura de cerveza.

Con esta composición se trataría de un producto que se ofrecería en el mercado a un precio no inferior a los 50€ por saco de 15Kg y se consideraría un pienso de la gama Premium.

¿Y qué significan los porcentajes?

(1.) Pollo (min. 15 %):
Se podría interpretar que un saco de 15 Kg de pienso para perros contiene 2,25 kg (o el 15 %) de carne de pollo. Puede ser cierto, pero no tiene porque serlo. Los 2,25 kg de carne de pollo deberán deshidratarse, por lo que la carne perderá aproximadamente el 50 % de volumen. Puede ser, sin más, que en este pienso no haya 2,25 kg de carne de pollo, sino solo 1,13 kg de harina de carne de pollo. Lo que significa que el saco contiene solo 1,13 kg sobre 15 kg. Lo que sería solo el 7,5 %.
Este dato tampoco significa que se trate exclusivamente de carne de pollo. El resto del pollo (sub-productos) también podría estar contenido en este porcentaje.
Ahora tenemos un saco de 15 Kg con un contenido en carne de aproximadamente 1,13 kg, ¡y todavía faltan 14 kg!

(2.) Trigo:
Como se indicó pollo un mínimo del 15% de pollo, según la ley reguladora el fabricante puede poner un máximo del 14,8 % de trigo. Ya que del producto colocado en 2ª posición solamente puede haber un porcentaje inferior a la primera posición y superior a la tercera. Este 14,8 % de trigo sería pues 2,22 kg.
Ahora tenemos aproximadamente 1,13 kg de carne, aproximadamente 2,22 kg de trigo, y aún faltan 11,65 kg

(3.) Maíz:
Debido a las condiciones conocidas, el porcentaje de maíz no debe superar el 14,7 % lo que significa 2,21 kg y faltan todavía 9,44 kg para llenar el saco.

(4.) Cordero y subproductos animales:
El fabricante podría poner aproximadamente 14,6 % de carne de cordero. Pero no lo hará, ya que en ese caso habría puesto desde el principio el cordero en segundo lugar.
Tiene que alcanzar el 14,6% para quedar en 4º lugar, así que se mezclará tanta (o tan poca) carne de cordero como quiera con tan pocos (o tantos) subproductos animales como desee y calcular el porcentaje en el pienso tras esta mezcla. Los subproductos no tienen porque ser de cordero, se pueden utilizar desechos de matadero de cualquier tipo, también de cerdo.
Por ejemplo como subproductos animales se entienden, entre otros, cuernos, pezuñas, tripas y su contenido, etc.
Este 14,6 % significa 2,19 kg más.

Y este procedimiento se aplica al resto de ingredientes. Naturalmente es un cálculo muy simplificado, pero hay algo que salta a la vista:
Aprox. 2,22 kg Trigo
Aprox. 2,21 kg Maíz
Aprox. 2,19 kg Carne y subproductos animales
Aprox. 2,18 kg Cebada
Aprox. 2,17 kg Pulpa de remolacha
Aprox. 2,16 kg Huevo entero deshidratado (permitiéndose también las cáscaras)
Aprox. 1,35 kg Carne
———————————————————————
= Aprox. 15 kg
¡La carne ya no está en primer lugar sino en el 7º!

Administrando al perro aproximadamente 500g al día, este recibirá:
370 g trigo, maíz, cebada etc.
73 g desechos de matadero
45 g carne
—————————————–
488 g ración de pienso diaria

Otro ejemplo de otra marca ficticia (de gama baja):
(1) Cereales y subproductos vegetales, (2) Carne y subproductos cárnicos, (3) Pescado y subproductos de pescado, (4) Extractos de proteínas vegetales, (5) Pulpa de remolacha.

Alimentando al perro con 500gramos/día, éste obtendrá lo siguiente:
220 g Pezuñas, cuernos, tripas y su contenido
230 g Cereales, madera, paja, cáscaras de frutos secos
34 g Espinas de pescado, cabezas de pescado
10 g Carne
5 g Pescado
———————————————————
499 g Ración de pienso diaria

OTRA FORMA DE ANALIZAR EL PIENSO

Hace un tiempo alguien hizo esta tabla para poder ponerle nota a un pienso. No creo que haya quedado desfasada, así que aquí la tenéis para que cada uno ponga nota al que esté pensando en comprar.

Asignarle 100 puntos para empezar:

– Restar 20 puntos si las fuentes de carne se incorporan en forma de harina (harina de carne de res, etc…).

– Restar 10 puntos CADA VEZ que se mencione un sub-producto (by product) (sub-producto de pollo, subproducto de leche, etc…).

– Restar 10 puntos cada vez que se mencione un producto animal no específico (carne animal sin especificar si es carne de pollo, res, pescado, etc.; o grasa animal sin especificar si es de pollo, pescado, etc…).

– Restar 15 puntos por cada uno de estos químicos enlistados: BHA, BHT, etoxiquín (butylated hydroxyanisola (BHA), butylated hydroxytoluene (BHT), propyl gallate, propylene glycol, o ethoxyquin.
– Restar 10 puntos si contiene concentrados cárnicos, harina de hueso o de sangre (beef tallow, bone and meal).

– Restar 5 puntos cada vez que se mencione un producto en grano no específico (granos o semillas, en lugar de grano entero de arroz, etc…).

– Restar 5 puntos cada vez que se mencione un grano, sin especificar que se agrega el grano entero (si no dice específicamente que se agrega el grano de arroz o maíz entero, pueden estar agregando las cáscaras o desechos de grano de la industria alimenticia humana solamente).
– Restar 5 puntos si, entre los primeros 5 ingredientes enlistados, se menciona la misma fuente de grano dos veces (no debe mencionar dos veces arroz, ni trigo, ni maíz, ni ningún otro grano, aunque especifique que son diferentes tipos de maíz, trigo o arroz, o que uno es harina y otro grano).
– Si el perro que ha de consumir el alimento es de raza grande o gigante, restar 5 puntos si el alimento incluye ácido cítrico (citric acid). Si el perro que ha de consumir el alimento es de raza mediana o pequeña, restar solamente 2 puntos si el alimento contiene ácido cítrico (citric acid).

– Restar 5 puntos si el alimento contiene digesto animal (animal digest).

– Restar 3 puntos si el alimento contiene Menadiona (menadione), o cualquier forma de viamina K no natural.

– Restar 3 puntos si la fuente de proteína no especifica que la carne agregada es concentrada, o deshidratada (chicken meal, fish meal, dehydrated egg, etc…).

– Restar 3 puntos si se mencionan menos de 2 fuentes de carne entre los primeros 3 ingredientes.

– Restar 3 puntos cada vez que se mencione un saborizante artificial, sal, o azúcar.

– Restar 3 puntos si el alimento contiene maíz, en cualquier forma.

– Restar 2 puntos más, si el maíz mencionado se encuentra dentro de los primeros 5 ingredientes.

– Restar 2 puntos si el alimento contiene cualquier tipo de grasa que no sea de pescado o de pollo.

– Restar 2 puntos si el alimento contiene soja (soy o soybeans).

– Restar 2 puntos si el alimento contiene trigo (a menos de que se tenga la certeza de que el perro no es alérgico al trigo).

– Agregar 5 puntos por cada fuente de carne que se mencione. No contar la primera. Por ejemplo, si la primera es pollo, agregar 5 puntos por cordero, 5 por pescado, etc.
– Agregar 5 puntos si se especifica que las fuentes de carne son orgánicas.

– Agregar 10 puntos si se especifica que los ingredientes utilizados son aptos para el consumo humano (human-grade).

– Agregar 5 puntos si el alimento ha sido horneado, en lugar de extrusionado.

– Agregar 3 puntos si el alimento contiene prebióticos o lacto bacilos.

– Agregar 3 puntos si el alimento contiene verduras (el maíz no cuenta).

– Agregar 3 puntos si el alimento contiene frutas.

– Agregar 2 puntos si se especifica que las carnes están libres de hormonas y antibióticos.

– Agregar 2 puntos si el alimento contiene cebada (barley).

– Agregar 2 puntos si el alimento contiene aceite de semilla de lino (no solamente la semilla, sino el aceite) (flax seed oil).

– Agregar 1 punto si el alimento contiene avena.

– Agregar 1 punto si el alimento contiene aceite de girasol.

– Agregar 1 punto si el alimento contiene glucosalina y condroitina.

– Agregar 1 punto si se especifica que las verduras y frutas son orgánicas, o están libres de pesticida.

CONSIDERACIONES FINALES

Mientras realizaba este estudio me he sorprendido varias veces, la verdad. Hasta hace no mucho pensaba que había 3 tipos de pienso: el bueno (el del súper), el muy bueno (el de la tienda de animales), y el de pijos (sólo se podía comprar en tiendas de la zona alta de la ciudad o para los criadores TOP). Y resulta que ni por asomo es así.
Las compañías pioneras en la alimentación animal han olvidado sus orígenes, pasando a convertirse en multinacionales que más que invertir en mejorar el producto hacen estudios de cómo abaratar los costes de producción. Por eso un Royal Canin es tan caro en comparación con una Acana. A RC le estás pagando no solo por la comida, sino por las estanterías del comercio, la publicidad en revistas, el transporte en 24 horas, la presencia casi mundial que asegura que allá donde estés tendrás el pienso de tu mascota. Eso, intrínsecamente, no lo convierte en un mal pienso. Tu perro estará sano y bien si come de ese pienso. Pero hoy en día, habiendo tantas alternativas como hay, merece la pena darle la oportunidad a empresas de otras dimensiones que ofrecen un producto mejor a menor precio, solo hay que confiar.
Lo que sí me ha cabreado es lo de los piensos de súper. Están vendiendo comida para carnívoros cuya composición es un 90% mierda (vegetal), así de claro. En este enlace podéis leer como la fabrican:http://www.facebook.com/note.php?no…=338323252859263

Creo que hay suficiente opciones en el mercado como para escoger e ir cambiando, consiguiendo así una nutrición adecuada y adaptada a las necesidades de nuestro perro.

INFORMACIÓN SACADA DE:
 http://www.mediavida.com/foro/mascotas/como-escoger-un-buen-pienso-446349

 

barkandtalk
barkandtalk
El equipo de profesionales de la tienda para mascotas Bark and Talk de Torrejón de Ardoz, formado por auxiliares veterinarios, peluqueros caninos, expertos en bienestar animal...
Recommended Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.