6 señales previas de un perro antes de morder

Home / Consejos / 6 señales previas de un perro antes de morder

La gran mayoría de veces, cuando un perro muerde, previamente ha avisado mediante algunas señales que no hemos sabido leer e identificar para poder prevenir dicho ataque. Digo la gran mayoría porque aunque casi siempre es previsible, hay algunos casos en los que no lo son. A estos ataques imprevisibles se les llama agresividad impulsiva y es muy complicada de tratar, ya que no la ves venir. Este tipo de agresividad suele ser orgánica y no de comportamiento, y es minoritaria.
Como digo, la mayoría sí son previsibles, pero no sabemos interpretar el lenguaje del perro, que tiene todo un arsenal de señales visuales, olfativas y auditivas.

Debería ser una responsabilidad por parte de toda persona que conviva con un perro, aprender el lenguaje canino y saber interpretarlo.

No debemos de olvidar que el perro desciende del lobo, con lo que tenemos que ser conscientes de que estamos conviviendo con un animal depredador. La agresividad forma parte de su lenguaje canino.

Cualquier perro, sea de la raza que sea y del tamaño que sea, si se siente acorralado o lo sometemos a demasiada presión, puede llegar a morder.

Conviene recordar que cuando un perro muerde, lo hace para protegerse de un peligro o amenaza, o bien para proteger un recurso muy valioso para él, bien sea comida, juguetes, territorio o a alguien de su familia o manada. Normalmente, en un perro equilibrado, la mordida es la última opción, por eso es muy importante tener conocimiento de las señales previas al mordisco y así poder evitarlo.

Las 6 señales previas a un ataque son:

1- Señales de calma.– bostezar, lamerse los labios, girar la cabeza o mover el cuerpo mirando hacia otro lado, movimientos lentos, etc, son algunas señales que nos está diciendo que se está empezando a estresar con la situación y que no quiere problemas. Está intentando evitar el conflicto.

2- Signos de estrés.- pupilas dilatadas, bostezo, jadeo, mirar de reojo y sacudir el cuerpo son señales muy claras de estrés en el perro. En estas situaciones, es importante no acorralar al perro. Si el perro tiene posibilidad de huir, lo va a preferir antes que atacar, pero si no existe esta opción, son señales claras previas a un posible ataque.

3- Focalización.– si hemos llegado hasta aquí, habiendo ignorado las anteriores fases de señales, y sin opción a la huida, es cuando el perro se prepara para el ataque. El perro entiende que no le han funcionado sus avisos anteriores y pasa al siguiente nivel. Aquí el perro ya no jadea, sino que cierra la boca de repente y se mantiene inmóvil mirando hacia la persona, situación o animal que le está provocando la situación.

4- Signos evidentes de ataque.– llegados a este punto hay dos opciones: el perro puede pasar directamente de cerrar la boca y el inmovilismo, al ataque; o el perro puede después del punto 3, emitir sonidos (gruñidos), levantar los belfos (enseñar los dientes). Un perro cuando enseña los dientes en estas situaciones no está sonriendo, es justo lo contrario.

5- Marcaje al aire.– el perro antes de realizar una mordida en condiciones, realiza un “bocado al aire” llamado marcaje, pero en dirección a nosotros o persona/perro causante de la situación. Normalmente este marcaje no tiene consecuencias mayores. A lo máximo, si estamos muy cerca del animal, puede que nos dé con los colmillos y nos haga algo de daño pero no dejará de ser un rasguño (ojo con niños pequeños que sí puede ser serio en algunas zonas del cuerpo como los ojos). Este es un aviso muy serio del perro que nos dice que le dejemos en paz y paremos la situación de estrés a la que lo estamos sometiendo.

6- Mordisco/ataque.– si aún con el punto 5 no hemos tenido suficiente o seguimos sin entender lo que quiere decirnos el perro, éste no tendrá más remedio que atacar y morder. Es el último paso. Aquí ya no será un marcaje, sino será un mordisco directo, que depende de la raza de nuestro perro, podrá ser más grave o más leve.

Como podéis apreciar, antes de llegar al punto 6, el perro ha emitido muchísimas señales previas que tenemos que ser capaces de interpretar. De ahí la importancia de estudiar y entender el lenguaje del animal con el que estamos conviviendo. No deberíamos llegar al punto 6 bajo ningún concepto. Mónica Corchado www.dog-coaching.info

Gracias por este artículo a  http://senderismoconmiperro.com/

barkandtalk
barkandtalk
El equipo de profesionales de la tienda para mascotas Bark and Talk de Torrejón de Ardoz, formado por auxiliares veterinarios, peluqueros caninos, expertos en bienestar animal...
Recommended Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.